En el artículo de hoy revisaremos los motivos que impiden solicitar ayuda a una mujer víctima de violencia de género. Los datos que presentamos se han extraído de un estudio elaborado recientemente por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

En este estudio se ha observado que las mujeres tardan una media de 8 años y 8 meses en verbalizar y/o denunciar la situación de violencia que están viviendo.

Asimismo, se observa que las mujeres de mayor edad son las que tardan más en verbalizarlo y/o denunciarlo en comparación con las más jóvenes. Concretamente, las mujeres de más de 65 años tardan una media de 26 años y tres meses en comparación con los 2 años y 10 meses de las mujeres entre 18 y 25 años.

En relación al número de hijos e hijas, se observa que a mayor número de hijos, mayor tiempo empleado en verbalizar la situación de maltrato.

FACTORES QUE IMPIDEN A LA MUJER VÍCTIMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO VERBALIZAR LA SITUACIÓN Y/O DENUNCIARLA

El miedo a la reacción del agresor (50%), la creencia de que podía resolver la situación sola (45%), y no reconocerse como víctima (36%), fueron las razones más habituales por las que las mujeres se retrasaron en pedir ayuda y/o denunciar.

Otras razones mencionadas fueron: sentirse culpable y responsable de la situación (32%), sentir pena por el agresor (29%), la falta de recursos económicos o la vergüenza a contar lo ocurrido (28%), sentir que no podría salir adelante con las cargas familiares presentes en ese momento (23%), no saber a dónde dirigirse ni como pedir ayuda (21%), el miedo y desconocimiento al proceso judicial (19%), la falta de apoyo social y familiar (18%), el miedo a la reacción de la familia (16%), sentir que nadie le podría ayudar (15%), pensar que nadie le iba a creer (13%) o el miedo a la reacción de los hijos (11%).

RAZONES POR LAS QUE LA MUJER PIDIÓ AYUDA Y/O DENUNCIÓ

Por otra banda, las razones que llevaron a las mujeres a romper su silencio fueron: sentirse dañadas psicológicamente (54%), características de la última agresión (41%), miedo a que los hijos/as fuesen conscientes de la situación de violencia (30%), contar con una persona del entorno que las animó a pedir ayuda (27%) y la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (21%).

Otros motivos expresados fueron: intervención de los recursos sanitarios (9%), autonomía de los hijos/as (6%), campañas en los medios de comunicación (6%), mejora en la situación económica de la unidad familiar (1%) y otros motivos no contemplados en el estudio (6%).

Implicaciones

Teniendo en cuenta los motivos relatados por las víctimas para no informar de la situación de maltrato, los autores del estudio hacen hincapié en la necesidad de:

  • En relación a no reconocerse como víctima: continuar desarrollando campañas de sensibilización a la población orientadas a la prevención de la violencia y a la visualización del problema.
  • Con respecto a la falta de recursos económicos: ofrecer recursos económicos y ayudas específicas a las mujeres víctimas.
  • Vinculado al miedo que siente la víctima por la posible reacción del agresor: proporcionar medidas que garanticen la seguridad y protección de la víctima.

En Psicape Psicología somos especialistas en psicología sanitaria y EMDR. No dudes en informarte visitando http://www.psicapepsicologia.com o contactando con nosotros a través de info@psicapepsicologia.com.

¡Échale un vistazo a nuestras redes sociales! https://www.facebook.com/PsiCape.Psico y https://www.instagram.com/psicapepsicologia/

Es muy común que las mujeres piensen que soportar el maltrato y la crueldad y luego perdonar y olvidar es una muestra de compromiso y amor. Pero cuando amamos bien sabemos que la única respuesta sana y amorosa al abuso es alejarnos de quien nos hace daño 

Bell Hooks

Referencias bibliográficas:

Gómez, A., Villajos, S., Candeira, L. y Hernández, A. Estudio sobre el tiempo que tardan las mujeres víctimas de violencia de género en verbalizar su situación. Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.