En función del elemento al que atendamos, existen varias formas de clasificar las drogas. Por ejemplo, podemos atender a su origen, a su forma de uso, a su situación legal o a los efectos que producen en las personas. Cuando clasificamos las drogas según su origen nos referimos a «donde son extraídas». Atendiendo al criterio de origen, podemos clasificar las drogas en drogas naturales, sintéticas y semisintéticas.

Drogas naturales

Son aquellas drogas que se originan de forma natural, sin intervención del hombre. Son manipuladas para su consumo sin ser mezcladas con ningún componente químico adicional.

Algunos ejemplos son: alcohol fermentado (procedente de la uva, manzana, levadura…), hachís y marihuana (cáñamo), tabaco no industrial, opio (amapola adormidera), café, cola, etc.

Drogas semisintéticas

Se trata de drogas de procedencia natural que necesitan de un proceso químico de laboratorio para poder obtener el resultado final. Mediante este proceso se busca potenciar algunas de sus propiedades, producir otras nuevas o eliminar otras.

Algunos ejemplos son: cocaína (obtenida de la hoja de coca), heroína y morfina (obtenida a partir del opio), LSD (cornezuelo del centeno), etc.

Drogas sintéticas

Son las que desde un inicio se producen en el laboratorio, sin existir en la naturaleza.

Algunos ejemplos son: anfetaminas, psicofármacos, éxtasis, poppers, GHB, etc.

En Psicape Psicología somos especialistas en psicología sanitaria en Santiago de Compostela. Si quieres saber más sobre drogas naturales y sintéticas contacta con nosotros a través de http://psicapepsicologia.com/contacto-psicologo-santiago-de-compostela

¡Échale un vistazo a nuestras redes sociales! https://www.facebook.com/PsiCape.Psico y https://www.instagram.com/psicapepsicologia/

La esperanza es ser capaz de ver que hay luz a pesar de que todo esté a oscuras

Desmond tutu